miércoles, 21 de septiembre de 2016

Guerra India-Pakistán: la doctrina Cold Start y la Paradoja de la Inestabilidad/Inestabilidad.


Hace tres días, el domingo 18 de septiembre, militantes entrenados y promovidos por Pakistán hicieron un ataque contra un cuartel del ejército indio en Kachemira, matando a 17 militares e hiriendo a 35. En Pakistán la prensa está avisando que como consecuencia, podría estallar una guerra con India. ¿Cómo es posible que un ataque tan pequeño despierte los temores a una guerra?

La Doctrina Cold Start.

Un ataque de tales características, por sí mismo, no suele una causa que desate una guerra entre países, por lo que puede dar la impresión que esto podría limitarse a una de las simples y numerosas escaramuzas fronterizas entre Pakistán e India. No obstante, hay algo que SÍ podría hacer este ataque diferente y desatar una guerrita directa entre esas dos potencias nucleares. Ese algo se llama "Cold Start", que consiste en una doctrina militar sumamente ofensiva adoptada por India hace unos años. Aunque tal doctrina no se ha adoptado formalmente, en los canales diplomáticos, académicos de seguridad internacional y militares, se da por supuesta su existencia y que ha sido adoptada. El embajador americano en Nueva Delhi hablaba de Cold Start en los cables filtrados, también se escriben muchos artículos académicos sobre esa doctrina, y los militares de India y Pakistán hacen maniobras para implementar o contrarrestar Cold Start.

La Cold Start es una doctrina militar de ataque preventivo y represalia (en first strike) con la que India planea responder a Pakistán, invadiendo parte de su territorio, cada vez que sufra una agresión indirecta pakistaní (básicamente terrorismo, insurgencias, etc). Los militares indios decidieron que no querían otra guerra del Kargil contra Pakistán, un modelo de guerra limitada típica entre potencias dotadas de armamento nuclear, en las que dirimen sus diferencias por medios bélicos pero sujetos a muchas restricciones (nota: guerra limitada NO es sinónimo de guerra pequeña).

Una guerra limitada fue lo mismo que sufrieron los EEUU en Corea o Vietnam, donde por temor a escalar a una guerra con pocas limitaciones que llevara a la destrucción nuclear, los americanos aceptaron luchar guerras bajo los términos "limitados" que le imponían y que la dejaban en desventaja. En dichas guerritas, aunque pueden llegar a ser de magnitud considerable en cuanto a las cantidades de hombres y material empleado, no se busca un acto bélico decisivo, sino que adopta la forma de una suerte de guerra de desgaste, con operaciones muy violentas pero que no terminan de ganar ni decidir la guerra. Los EEUU no quisieron o no supieron escalar en Vietnam, quedando condenados a jugar bajo esas reglas que terminaron por desangrarlos. Sin embargo, en Corea, después de varios años de estancamiento, Einsenhower amenazó con escalar la enquistada y embarrada guerra usando armas nucleares para terminarla, teniendo un éxito sobresaliente y consiguiendo el final de la misma. Tal éxito con la amenaza de escalada y represalia masiva, llevó en los EEUU a la política del New Look, bajo la cual no aceptaban una guerra convencional y sangrante con la Unión Soviética, sino que escalarían a una gran guerra nuclear de aniquilación.

La Cold Start sigue una lógica similar de escalada, pero sin recurrir a las armas nucleares. Surgió como una respuesta a los fallos de la "Doctrina Sundarji", que era la doctrina que anteriormente guiaba la política militar y de defensa de India para enfrentarse a Pakistán. La Sundarji mantenía cuerpos de infantería en disposición defensiva junto a la frontera con Pakistán, dejando los cuerpos mecanizados en el centro del país. Una vez se iniciara la agresión pakistaní, los cuerpos de infantería en la frontera pararían el golpe, mientras los cuerpos mecanizados harían el contraataque adentrándose en territorio de Pakistán. La Sundarji mostró sus fallos y limitaciones cuando el ataque al parlamento indio de 2001, ejecutado por terroristas entrenados por Pakistán. Con la Sundarji no se podía responder adecuadamente a una escalada de tensión porque llevaría demasiado tiempo movilizar a las fuerzas mecanizadas y acorazadas hasta la frontera, lo que daría tiempo a Pakistán de contramovilizar y contrarrestar la efectividad de cualquier ataque indio. Con la Sundarji, la India se condenaba así misma a padecer ataques limitados sin poder hacer una escalada (como amenaza hipotética o como acción real para materializar la amenaza) con la que anular las agresiones indirectas pakistaníes.

Con la Cold Start, la India puede movilizar una gran cantidad de tropas mecanizadas en pocos días y prepararse para una invasión limitada de Pakistán, y hacer del territorio tomado una moneda de cambio y palanca negociadora. Con la Cold Start no estamos hablando ni de ataques nucleares preventivos contra Pakistán, ni que la India vaya a invadir todo el territorio pakistaní. De lo que trata esta doctrina india es de hacer una guerra convencional limitada contra Pakistán para aplastar agresiones indirectas que son mucho más complicadas de combatir a nivel inferior. La amenaza o materialización de un gran castigo, bajaría los humos a los decisores pakistaníes de seguir apoyando el terrorismo y las insurgencias.

Paradojas de la Estabilidad/Inestabilidad y de la Inestabilidad/Inestabilidad.

La paradoja de estabilidad/inestabilidad, hace referencia (por Glenn Snyder y Liddell Hart) que la introducción del arma nuclear en un conflicto, hace que los enfrentamientos directos entre las potencias implicadas sean evitados para no provocar una escalada que llevase a una guerra nuclear. Como contrapartida, la competición y el conflicto se hace en niveles inferiores y periféricos al de un enfrentamiento directo y convencional entre las potencias, enfrentamientos indirectos que serán más violentos y agresivos que antes de la introducción del arma nuclear. Fue un fenómeno que se vio claramente durante la Guerra Fría y también cuando la India y Pakistán libraron la guerrita del Kargil, o cuando Pakistán promovió un ataque contra el parlamento indio.

(Comparación de Kapur entre la Guerra Fría y Pakistán vs. India)

Pero, contrariamente a la predicción de esa paradoja, surgen hechos que corroboran la hipótesis alternativa de la paradoja de la inestabilidad/inestabilidad. Dicha paradoja (descrita por Paul Kapur) dice que el arma nuclear puede aumentar tanto la inestabilidad en el nivel inferior como en el superior. De hecho, la introducción de la doctrina Cold Start (guerra mecanizada directa e invasión de Pakistán) no induce a que las armas nucleares lleven a una la estabilidad en el nivel superior y la inestabilidad en el nivel inferior, sino que lleva tanto a una elevación de la inestabilidad en el nivel superior como en el inferior. La manera que los indios encontraron para hacer frente a la inestabilidad en el nivel inferior del conflicto no fue luchando dentro de ese nivel, sino que siguió la lógica de Einsenhower para lidiar con la guerra de Corea y la amenaza soviética a Europa Occidental.

Los indios han diseñado Cold Start para escalar el conflicto cuando Pakistán crea, erróneamente, que puede hacer agresiones indirectas sin temor a sufrir represalias de manera directa (como la muerte de los 17 militares hace tres días), por estimar que los indios están aterrados que eso conduzca a una guerra nuclear. Los indios, con esta doctrina, están diciendo abiertamente que no aceptarán esas reglas del juego de agresiones indirectas y guerritas limitadas al estilo del Kargil, sino que no dudarán en invadir parte de Pakistán directamente con grandes fuerzas convencionales. Es como si los EEUU en Vietnam, ante la continua infiltración de tropas del norte, hubieran invadido Vietnam del Norte en lugar de aceptar desangrarse en el sur en una guerra muy difícil de ganar.

La paradoja de la inestabilidad/inestabilidad indica que precisamente por causa del terror nuclear, bajo ciertas condiciones, induce a que la guerra directa convencional sea más probable porque considera que nadie escalará al nivel de una guerra total, ya que puede llevar a la destrucción nuclear. Una guerra convencional directa y relativamente limitada, debido a su coste reducido comparado al de una guerra convencional total, es más probable porque existiría la certidumbre que no se llegaría a una gran guerra total de mucho más coste económico, por temor que ello desencadene la destrucción mutua.

La simple existencia práctica de esa doctrina india, y las numerosas maniobras militares que se han ido haciendo estos años para perfeccionar su implementación, es un argumento a favor de la tesis de Kapur. Pero la cuestión ahora, y cada vez que haya un ataque como el de hace tres días, es si además del campo de las amenazas y las maniobras (que ya forma parte de la realidad y no de la teoría), la inestabilidad en el nivel estratégico que describiera Kapur cobra forma en una guerra convencional directa y limitada entre India y Pakistán.

No obstante, en la India la toma decisiones sobre política exterior y los asuntos sobre la guerra y la paz no está casi influida por los militares (al contrario que en EEUU, donde el Pentágono y la Junta de Jefes tiene una gran influencia), por lo que la respuesta de Modi no tiene que ir necesariamente en consonancia con la cultura estratégica y de defensa presente entre los militares.

3 comentarios:

  1. Interesante concepto y la explicación también

    ResponderEliminar
  2. ¿Y no les iría mejor una respuesta limitada pero desproporcionada al estilo de Israel? Los vecinos de Israel durante muchos años tambien jugaron a lo de los grupos incontrolados.

    ResponderEliminar
  3. Buenas noches Madison,

    ¿Podrías ponerte en contacto conmigo a través del email direccion@gejercitos.org? Gracias de antemano.

    ResponderEliminar